La saga de Crepúsculo no cesa.  Se alimenta de nuestro ego no solo los desarrollistas son como vampiros que revolotean sobre nuestras obras, hasta cansarnos y chuparnos la sangre (o viceversa), (o ambas a la vez).

Los arquitectos, extrañando la notoriedad de los otrora carteles de obra, en los que teníamos como máximo, cartel francés entre proyectista y director de obra, compartimos el centimil a regañadientes, con novísimos y pálidos personajes metidos a último momento.

Si ahora, hasta el de las petunias figura en los créditos.  Ni hablar de las piscinas cascada continua, o el de la franquicia del gym, y todos ellos con ganas de hincarnos los colmillos

Es por eso que, renovando nuestra figurita de brillantina interna, nos esmeramos en sobresalir como se debe, acumulando cuestiones que de no llegar muchas veces a ser trágicas, serian aptas para un show de stand up. Sí señor,

Este es el ARQUI HORROR SHOW. La miniserie de uni o pluripersonales, de alcance nacional de grandes tragedias de obra, que cuenta entre otras con: planes, consultorías y pericias presentadas en las administraciones provinciales, o en los juzgados de todo tipo, donde el colega luego de hacer y presentar su trabajo, cae en la cuenta que no se ha matriculado en la jurisdicción, que no hay convenio de reciprocidad de matricula, o sea, uno es algo así como un NN en una tribu, a merced de los yihadistas del estado islámico.

Proyectos para la puna con generosas superficies vidriadas, orientadas hacia el peor asoleamiento del continente, tipo horno solar, en las que podes hacer un churrasco en apenas un rato (si te la bancas sosteniéndolo).  aquí, el asesor bioclimático (porque nadie figura como amigo, simplemente) se excusa, diciendo que a el jamás le dijeron que en semejante lugar iban a hacer una obra, sino se hubiera negado.

Estudios de suelos típicos de la aldea global, esto es, mirando el suelo desde un viaje en globo, soslayando el estudio particular de la zona exacta donde se emplazará la obra, los mantos de suelo que hay debajo, la existencia de napas de agua, los agentes químicos presentes, y la variación frecuente entre una punta y otra de la obra, cosa harto frecuente.

Direcciones de obra virtuales, tipo correo electrónico, novoynienjoda@atuobra.com, en la que asumimos y luego, ante la catástrofe, explicamos que en realidad se trata de un eufemismo, porque la direcciòn-direcciòn, la hacia el futuro ex cuñado del dueño, que había ido a la escuela técnica un año (antes que el padre se diera cuenta que era una madera)

estructuras de madera llave en mano, elaboradas al pie de las forestaciones en misiones, que en el viaje hasta Tucumán o Bariloche, tomaron registro de nuestra vasta geografía y climas, y solo un par de noches y días, se divorciaron de los clavos que las unían y quedaron aptas para la escuadra curva de la pantera rosa (recuerdan?)

Plateas de hormigón armado, que como todas son iguales, (o sea, algo así como la balsa de Litto Nebbia), usamos el cálculo de la casa de nuestra tía 2da, sin percatarnos que la existencia o no de la presión de napas de agua cambia absolutamente todo el armado y es el primer paso para una figuración a través del cual, el agua migrará hacia los pisos de la planta baja.

Hormigones ingresados a obra, siempre por la tarde-tardecita  versión simulada (arqui, le mando unos m3 más, asi ya van colando) versión nunca divulgada (pibe, esto me lo mandaron pa atrás, o se lo chorearon los muchachos, o le durmieron el frague, o lo estiraron, o, o, o,) estos hormigones, son los generadores de casi todos los vicios del producto, con las relaciones agua cemento mas altas de la academia de Hollywood, y las resistencias mas bajas imaginadas.

INTERVALO

Aquí los arquitectos, vestidos de mozos, despachan bebidas, (para hacer caja y poder pagar a los estudios de abogados)

 

Seguimos:

Instalaciones de agua y gas hechas con cañerías nuevas, marca acmé, que una señorita muy agraciada nos vendió en la ultima batcons (porque solo Batman sabe como se colocan sin que pierdan), pero no nos dijo del rosario de limitaciones técnicas a su uso, de las cuales nos enteramos luego de la tapada de caños.

Cubiertas con aislación deficiente (mas aun en la pica. de buenos aires, con su ley de eficiencia energética 13.059), que como encima es de color negro, torna inhabitable las plantas altas en verano, y lastima que no hay pileta todavía para refrescarse.  En este caso, se torna indispensable dar un valor económico al asunto, como hacer una mini planta de tomates secos en el techo, así como pensar en reponer las 2″ de aislación que nos escamotearon en el viaje.

Fachadas con los revoques mas arañados que gato pendenciero, en los que no se ha previsto ninguna junta de dilatación, nombre fino de la cuestión, y han derivado en grietas, nombre degradado y de barrio, por donde se cuelan el agua, el polvo, y las malas noticias por venir.

Esas grietas han provocado la ruptura de la estanqueidad, y la de la serenidad de la familia, a la vez.

Colores de los revestimientos aplicados al exterior que duran menos aun que nuestros honorarios en el bolsillo, ya que los patios mexicanos, tienen entre otras ventajas, a un tipo que maneja bien el Photoshop y un pintor que  todos los años (mínimo) le pega unas manitos, cosa que a Ud. no le habían dicho jamás.

Consejo.

Su lápiz o birome no escribe solo.

quitese el gesto ese de perrito de auto que dice sí a todo y ensaye el no.  a ver, repita el gesto.  vamos, ud. puede.  no. ahora con el cuerpo. voz, cara y cuerpo. ahora esta mejor. y relea la nota, por favor. especialemente el intervalo.

Autor: Marcelo Almuina